Así celebran en América y España el rechazo a la ley del aborto en Argentina

ACIPrensa

Diversas plataformas americanas y españolas de defensa de la vida, así como líderes de la Iglesia Católica, se pronunciaron tras la derrota del proyecto de ley del aborto en el Senado de Argentina.

Mons. Ubaldo Santana, Arzobispo Emérito de Maracaibo (Venezuela), expresó su agradecimiento a Dios “por el rechazo del Senado argentino a la ley del aborto libre”.

“Sí es posible derrotar estas leyes anti-vida financiadas por ONGs y lobbys poderosos, y descaradamente promovidas por la ONU y el Parlamento europeo”, aseguró.

Mons. Ubaldo Santana@MonsUbaldo

Damos gracias a Dios por el rechazo del Senado argentino a la ley del aborto libre. Si es posible derrotar estas leyes anti-vidas financiadas por ONGs y lobbys poderosos, y descaradamente promovidas por la ONU y el Parlamento europeo.

Por su parte, en México el Presidente de la plataforma Dilo Bien, Carlos Ramírez, celebró en Twitter que “¡ganó la vida!” y dio “¡gloria a Dios!”.

Rodrigo Iván Cortés, Presidente del Frente Nacional por la Familia de México, aseguró que la decisión del Senado en Argentina “es algo que tenemos que celebrar: ganó la vida”.

“Desde México lo que tenemos que hacer es seguir el ejemplo que se ha dado en Argentina, tenemos que dejar atrás la cultura de la muerte”, aseguró en un video publicado poco después de la votación en Argentina.

Ante reciente el intento de legalizar el aborto en el estado mexicano de Veracruz, Cortés alentó a “ponernos las pilas” y “hacer que esa ola celeste llegue hasta nuestra patria y defender la vida de los mexicanos”.

La portavoz de la plataforma española Derecho a Vivir, Dra. Gádor Joya, destacó en un comunicado que “hemos visto en Argentina una movilización ciudadana muy masiva y muy mantenida en el tiempo, defendiendo la vida de la de la madre y los niños que van a nacer. Por ello, los representantes políticos se han sentido respaldados y animados a la hora de votar en contra de un proyecto que atenta contra el derecho a la vida”.

Joya recordó la campaña de CitizenGO que recogió más de 100 mil firmas en todo el mundo en contra de la legalización del aborto en Argentina, y celebró que “los argentinos han hablado alto y claro para posicionarse en contra del aborto”.

“Lo han hecho sin miedo. Su lucha servirá de ejemplo para muchos países”, aseguró.

La Arquidiócesis de Monterrey (México) se sumó a la oración en defensa de la vida a través de Twitter, e invitó a todos a acudir este Jueves Eucarístico “a Hora Santa y pide a Dios por la vida”

Pasos por la Vida, que cada año organiza la Marcha por la Vida en Ciudad de México, se unió a la alegría de Argentina: “¡La vida ganó hoy en el Senado de Argentina! Los argentinos que hacen la causa por la vida nos dejan su ejemplo y muchas ganas de seguir trabajando. ¡Los admiramos!”.

Pasos X La Vida@pasosxlavida

Desde México unidos a la alegría de , ¡la vida ganó hoy en el @SenadoArgentina! Los argentinos que hacen la causa por la vida nos dejan su ejemplo y muchas ganas de seguir trabajando. ¡Los admiramos!
Ccp @FrenteJovenAR

A su turno, Sara Larín, de VIDA SV de El Salvador, aseguró que “las mayorías silenciosas ya despertaron en Perú, México, Estados Unidos, Paraguay y Argentina. ¡Le seguimos otros! ¡Vamos abolir el aborto en el mundo!”.

ن Sara Larín@SaraLarin

Las mayorías silenciosas ya despertaron en Perú, México, EEUU, Paraguay y Argentina… le seguimos otros! vamos abolir el aborto en el mundo!!💙

Agustín Laje

@AgustinLaje

Tanto trabajo duro de tantos argentinos de a pie, logró lo que millones de dólares extranjeros, medios locales y extranjeros, partidos políticos locales y organizaciones internacionales no pudieron: legalizar el asesinato del ser humano por nacer. Nuestra lucha recién empieza.

La Asociación La Familia Importa expresó su unión a la “ola celeste latinoamericana”, y aseguró que “la defensa de la vida es universal y es por eso que hoy también desde Guatemala levantamos la voz por los que no la tienen y por las mujeres que merecen más que el aborto como solución”.

La Familia Importa@familiaimporta

La defensa de la vida es universal y es por eso que hoy también desde Guatemala levantamos la voz por los que no la tienen y por las mujeres que merecen más que el aborto como solución.

En Perú, la plataforma Con Mis Hijos No te Metas celebró que “la dignidad humana ha prevalecido sobre el asesinato de los inocentes e indefensos, la conciencia moral ha triunfado sobre la mentira del descarte humano”.

Con Mis Hijos No Te Metas@CMHNTM

Argentina | La dignidad humana ha prevalecido sobre el asesinato de los inocentes e indefensos, la conciencia moral ha triunfado sobre la mentira del descarte humano.

No es verdad, pero es verdad… (P. Miguel Ángel Fuentes, IVE)

http://miguelfuentes.teologoresponde.org/

No me contradigo, aun cuando lo parece. Porque no es verdad, aunque es verdad. Así están las cosas. No es verdad, como han venido diciendo desde hace meses, y han repetido anoche, y esta madrugada, y lo están haciendo en este momento y continuarán, probablemente, de manera indefinida… que los que nos hemos opuesto a la legalización del aborto, lo hayamos hecho por motivos religiosos. Se cansaron de desmentirlo todos cuantos tenían que hacerlo. Lo demostraron los que argumentaron, una y otra vez, con argumentos no religiosos, sino biológicos, clínicos, jurídicos, filosóficos, demográficos, estadísticos, económicos, políticos, psicológicos, sociológicos, psiquiátricos,  históricos… Que la religión sostenga lo mismo que la ciencia en este punto, es otro cantar. Que un senador, un diputado, un periodista, un juez, un abogado, un médico, un politólogo, un ministro… no sepan distinguir un argumento científico de un argumento de autoridad basado en convicciones religiosas, no es problema de los creyentes, es un problema de los senadores, diputados, ministros, jueces, periodistas… Es sabido, y puede constatarse en la cancha (donde se ven los pingos), que hay muchos de estos que aprobaron la escuela y la universidad con 4, y porque le regalaron un par de puntos, o se los compró el papi. Así, claro, se hace muy difícil distinguir entre el Credo, el Padrenuestro y el teorema de Euclides; quizá porque para ellos la cuestión de los catetos y de la hipotenusa es una cuestión de fe (¿será por eso que les decimos “catetos”?). Así que, en este sentido, no es verdad. No es verdad que aquí entre la fe. Para decir que hay vida desde el primer instante de la concepción y que esa vida es humana, no hace falta la fe. Basta la genética. Para decir que debe ser respetada desde ese instante, no hace falta la fe, basta el derecho. Yo creo que para ser político y periodista, al menos hay que saber lo que sabe una maestra (incluso de las más sencillitas), pero además, es necesario tener la honestidad de no mentir, como todos los periodistas y políticos —incluso los mentirosos— les exigen a sus propios hijos. Con estas dos cosas, nos damos por satisfechos.

Pero es verdad… que estas cosas se han afirmado por razones religiosas. No todos; algunos las han dicho a pesar de no tener fe; por mera honestidad. Pero los que tenemos fe, las hemos dicho también por razones religiosas. Porque decir la verdad es un deber que tenemos con Dios: “no mentirás”. Y dar testimonio de la verdad, incluso si vienen degollando, también se lo debemos a Dios (y a la patria, y a la misma verdad). No lo sabemos por fe, sino por ciencia, pero lo decimos por honestidad intelectual y también por fe. Es decir, porque sabemos que debemos responder ante Dios. Y porque a menudo es la convicción religiosa las que nos da, no la ciencia, que esta viene de la mollera, sino el valor y la responsabilidad. Hoy —precisamente hoy— leemos en la Liturgia de las Horas las palabras del profeta Joel: “Fundid los arados para espadas, las podaderas para lanzas; que diga el cobarde: «Me siento soldado»”. Sí, la fe nos hace a menudo sentirnos soldados. No es la fe ni la religión la que enseña al soldado el oficio de las armas; eso lo hace la academia. Pero aquella, cuando las papas queman, lo hace sentirse soldado, y lo mantiene firme en la pelea. Hoy me levanté recordando a nuestro Marechal:

 

No vaciles jamás en la defensa

o enunciación o elogio

de la Verdad, el Bien y la Hermosura.

Son tres nombres divinos que trascienden al mundo,

y es fácil deletrearlos en las cosas.

No los traiciones aunque te flagelen:

yo sé bien que la triste Cobardía

suele atar a los hombres junto al Río moroso.

 

¿Saben cuál es el Río moroso para Marechal? El ancho y turbio que baña las costas de nuestra Capital. Agradezco hoy a los que no traicionaron; a los que defendieron la verdad a pesar de los azotes. Y rezo por los que ató la triste Cobardía a sus pactos partidarios, a su poltrona política o a su prosperidad económica. Se luchó por las dos vidas. Y se ganó. No porque lo dice la fe; sino también porque lo dice la fe. Por eso, no es verdad, pero es verdad.

P. Miguel Ángel Fuentes, IVE

9 de agosto de 2018

Recuerden esta fecha.

¡Gracias!

La imagen puede contener: 1 persona

Gracias también a todos los lectores de este blog, especialmente a los subscriptores, quienes nos siguieron más de cerca en nuestro intento de proveerles información, argumentos, noticias y ánimo en esta lucha contra el aborto, lucha que sin dudas, tendrá que seguir adelante.

Cada vez más costoso

El tratamiento del aborto se hace cada vez más costoso políticamente

Quienes impulsaron el tratamiento de la ley del aborto pregonaban desde un principio su costo político cero. Pero las manifestaciones en rechazo de la ley ya han demostrado lo todo contrario, por lo cual el Gobierno extrema la presión sobre senadores para que salga la ley, cuya imposición al menos corresponde a los intereses más poderosos y beneficiosos (como el Foro del G20):

Todo esto se da en el contexto de una fuerte movilización ProVida, como la ocurrida ayer 4 de Agosto, y como la que ahora mismo, domingo 5, tiene lugar en varios puntos del país:

Por esto, surge con gran fuerza el movimiento #ConAbortoNoTeVoto, como lo destacan algunas opiniones:

el rechazo podría ser una victoria del Gobierno porque le aseguraría la mayoría del electorado “celeste”, que ha sido vital en las anteriores elecciones y que puede decantar las próximas a su favor. Por eso Mauricio Macri todavía está a tiempo de firmar la paz con sus electores pro-vida, un sector que tal vez pueda ser menospreciado entre los porteños, pero que en las provincias es garantía de sustentabilidad para su coalición, y le permitirá asegurarse aliados entre gobernadores y legisladores en el próximo Congreso de la Nación.

Hay situaciones que refuerzan esta idea. Un ejemplo es el caso de Jujuy, donde los tres senadores enarbolan el pañuelo celeste mientras que el gobernador simpatiza con el bando verde. Sabiendo que todo senador es un gobernador en potencia, en 2019 el pueblo jujeño decidirá si quiere mantener a Morales o se inclina por alguien más.

lgo parecido parece haber motivado a Juan Carlos Marino en La Pampa a anunciar su voto celeste. Marino desde hace 28 años gana elecciones municipales, provinciales y nacionales. Debe conocer bien a sus votantes. En Chaco, la diputada Aída Ayala votó en contra de ellos y ya se mostró arrepentida.

Peronistas como Omar Perotti (Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Salta) lo están pensando. El primero especialmente, ya que aspira a ganar el sillón de la Casa Gris. A esta altura ambos se han dado cuenta de que sacrificar los votos celestes sería más caro de lo que creían al principio.

El caso de los senadores cordobeses es más serio. De su voto depende la supervivencia de Cambiemos en esa provincia y la competitividad de cualquiera de sus fórmulas frente a un escenario de peronismo unido a nivel nacional.

Es que ha quedado claro en estas últimas semanas que la Argentina tenía un gigante dormido que ha despertado… y lleva un pañuelo celeste.

Y tal tendencia no demoró en concretarse en un medio concreto, visible y sencillo de hacerse oir, dificil de ingnorar por aquellos políticos preocupados de su futuro, según la decisión que puedan tomar:

conabortonotevoto.cf

Así este «gigante dormido» se hace valer, y cada vez genera más respeto, mientras sigue su camino hacia la defensa de la vida desde la concepción.