Plenario de comisiones

31 DE MAYO – TURNO TARDE

Acabaron las audiencias sobre aborto. A continuación, la síntesis de las últimas exposiciones.

María Florencia Nucci (Abogada, Observatorio de la Vida-Tucumán): Mencionó la falsedad de los argumentos abortistas, que conoce “porque ha participado de los Encuentros Nacionales de Mujeres”. “Dijeron que hay dudas sobre el inicio de la vida y es falso”, “que el aborto es una conquista feminista a la que las mujeres no deberíamos renunciar y no hay política más machista”. “Estoy convencida de la obligación que tenemos de mostrar y enseñar la verdad sobre el inicio de la vida, sobre el desarrollo de la vida naciente. También creo que aquí se está intentando debatir lo que es innegociable: el derecho a la vida de cualquier ser humano. Puedo decir que las argumentaciones a favor del aborto son fake news”. “En mi provincia al niño por nacer se lo defiende y a la embarazada se la cuida”. “No podrán decidir desde Buenos Aires qué tucumanos pueden nacer y cuáles no”. “Sabemos que el aborto es violencia contra la mujer y decimos no a la violencia”. “No reconocer al niño por nacer, además de ser aberrante, es un profundo acto de egoísmo”. Pidió el tratamiento del Proyecto de ley 324/18, de Protección integral a la embarazada en riesgo y al hijo, que ha sido replicado en la Legislatura de Tucumán.

Sonia Alesso (CTERA): “Desde los primeros Encuentros Nacionales de Mujeres muchos de los reclamos de las mujeres se han transformado en leyes”. “La pelea por los derechos de las mujeres son parte de la lucha social. “Desde el fondo de los tiempos las mujeres hemos defendido nuestros derechos en contra de la tutela, de la Iglesia, del estado y del patriarcado”. “A lo largo de los tiempos fuimos perseguidas, quemadas, desaparecidas, llamadas brujas y locas”. Dejó un estudio sobre el presupuesto que el gobierno plantea para la ley de educación sexual.

Clelia Ávila (Escribana, Unidos Por la Vida y la Familia-RFF-Chaco): “Ya se han vertido acá fundamentos, científicos y jurídicos” “Se explayaron sobre las posibles implicancias sociales del aborto”. “Yo quiero hablar de los organismos internacionales interesados en que acá se legalice el aborto, aunque también se habló de esto. Pareciera que nuestro país está queriendo aceptar las recetas del Banco Mundial. “Yo soy femenina, no feminista. Así como rechazo el machismo, rechazo el feminismo. La conquista de las mujeres no tiene que llevarse por encima al ser más indefenso, que está en el seno de la madre”. “Dictaron leyes para erradicar la violencia contra la mujer y ¿van a legalizar la peor violencia?” “No queremos que muera ninguna mujer y ningún niño por nacer”. Le pidió al presidente que “no nos arrodillemos frente a los poderosos”.

Dolores Fonzi (Actriz): “Nunca aborté y tengo dos hijos”. “La palabra feminista es inclusiva. Se habla de aborto e igualdad en las mesas familiares. Hemos crecido mucho como sociedad. Todo esto porque somos muchas”. “Este movimiento va a seguir creciendo porque es natural”. “El sistema menosprecia y penaliza a las mujeres”. “Las mujeres somos la religión en la que tienen que creer. Somos mujeres pariendo una ley y vamos a hacer que nazca”.

Guillermo Kerz (Tocoginecólogo, Santa Fe): Habló de las estrategias en atención primaria de la salud y de los deberes del estado para garantizar la salud. Si el médico que transfiere un embrión tuviera alguna duda sobre lo que es, estaría cometiendo un delito grave. “El feto como paciente” es tema de congresos médicos. “La vida humana comienza desde el mismo día de la unión del óvulo con el espermatozoide. En el Código Civil se asegura que la vida humana empieza desde la concepción”. “Todo está en desarrollo y no hay un punto tal o cual para la interrupción. Un ser de 14 semanas se llama feto”. “Las muertes maternas vienen descendiendo en el país al igual que en Sta. Fe, para seguir bajando las muertes maternas debería aprobar una ley de asistencia a la mujer en conflicto con su embarazo”.

Ginés González García (ex Ministro de Salud): “Este es un debate entre la ciencia y las creencias”. “El ministro actual fue tan contundente que ya no hacen falta más cifras”. “Hay miles de internaciones por aborto y esa es una realidad que hay que cambiar”. “¿Recuerdan los problemas que tuve con la Iglesia por el programa de Procreación Responsable y Salud Reproductiva?” “Las leyes pocas veces cambian la realidad, pero ésta que están tratando sí”. “Se acabarían las muertes y los negocios que se producen porque el aborto es un delito”. “Esta ley cambiará sustancialmente la historia”.

Ma. Inés Brogin (Abogada, Frente Joven): “Los invito a hacer el siguiente ejercicio. ¿Qué le dirían a alguien que tiene que tomar una decisión sobre su vida? ¿Qué dirían si esa decisión es sobre si vas a vivir o vas a morir? ¿Qué dirías si no hay nada que puedas hacer al respecto?”. “Miles de niños están a merced de la decisión terceros, respecto a si van a vivir o no”. “Los proyectos de ley presentados postulan la legalización del aborto hasta la semana catorce sin expresión de causa” y después el aborto irrestricto enmascarado en causales. “El proyecto de ley hace del aborto algo a petición, sin plazo, de manera absoluta y arbitraria”.

Diana Maffia (Filósofa, ex legisladora porteña CC): “Esperamos que se salde una deuda democrática”. “Es una oportunidad histórica porque debatimos aborto, pero también porque estamos nosotras”. El desencuentro entre el estado y las mujeres es lo que estamos subsanando”. “Todos queremos que haya menos abortos, pero hay que buscar el mejor camino para eso. La criminalización no ha ayudado al respecto”. “Tenemos derecho a una maternidad deseada y no la obligación de una maternidad forzada”.

Rocco Buttiglione (Ex Ministro y diputado demócratacristiano italiano): “Es muy difícil hablar de aborto en Argentina y en el mundo”. “La lucha encarnizada ha hecho perder el interés por lo que dice el otro”. “Un diálogo no es una sucesión de monólogos”. “Es difícil negar que el fruto de la concepción es un ser humano. De todos modos, el principio de precaución dice que si hay una razonable duda de que una acción haga daño a la salud o la vida de un hombre, esta acción es ilícita”. “Algunos dicen que ser persona depende de ser acogido o estar en relación con otros. El niño no nacido está en relación con otros, principalmente su madre”. “Otros dicen que hasta que el sistema nervioso no está desarrollado no se es persona, sería como reconocer la licitud del asesinato de alguien que no sufre”. “Hoy la maternidad es un obstáculo para el éxito profesional, hay que cambiar la cultura dominante”. Respecto a la libertad de la mujer preguntó “¿hay que tomar como voluntad válida cualquier cosa que la mujer diga?” y explicó que la voluntad puede estar falseada por las circunstancias”. “El embarazo y el nacimiento son hechos sociales y no se puede dejar sola a la mujer”.

Paz Ferreyra “Mis Bolivia” (artista): Contó que ella abortó en 1996 porque “tenía recursos económicos”, fue “un privilegio de clase”. “Un aborto exprés en el barrio de Flores”. Mencionó que después cargó, equívocamente, “la mochila de la culpa”, surgida de la clandestinidad y de “la mitología religiosa de corte patriarcal”.

Verónica Camargo (mamá de Chiara Páez): Chiara cursaba un embarazo de dos meses cuando fue asesinada en Rufino. “Es el crimen que disparó las manifestaciones de NiUnaMenos”. Ella estaba asustada y yo como madre también”. “Le encantaban los bebés, pero no continuó por el deseo de ser madre a los catorce años, ella sabía que a la vida que tenía en su vientre, había que respetarla”. “No íbamos a obligar al novio a hacerse cargo”.  “Lo que se llevó la vida de Chiara fue el egoísmo de los asesinos que consideraron que ninguno de los dos merecía vivir”. Tiene que haber un sistema que defienda todas las vidas no sólo las de los criminales”. “Yo siempre digo que me siento parte del primer NiUnaMenos. Ahí me sentí acompañada por la sociedad. Sentí que todas estábamos detrás de lo mismo. Pero cuando veo que en las marchas hay tanta violencia y que se utilizan para reivindicar el aborto, ya no me siento parte”.  “Represento a las mujeres que no nos identificamos con el odio”. “El NiUnaMenos también comenzó con la muerte de mi nieto”. “Tenemos que defender las dos vidas”.

Myriam Bregman (ex diputada nacional FIT): “Estamos orgullosos de ver a jóvenes con el pañuelo verde como bandera”. Cargó virulentamente contra la Iglesia, “que tiene su correa de transmisión en los gobernadores, que usan como prenda de negociación el derecho de las mujeres”. Criticó particularmente al Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer.

Claudia Cian de Payer (Asociación Civil Vida y Esperanza): “Cuando la mujer se hace un aborto no se le informan las consecuencias emocionales que acarrea”. “Estas son profundas y difíciles de llevar. Le dicen que tendrá alivio”. “El aborto no es la solución, agrava el problema. Los posibles efectos incluyen arrepentimiento, culpa, vergüenza, sentimiento de soledad, aislamiento, falta de confianza, pesadillas, suicidio, insomnio, depresión, trastornos en la alimentación, ansiedad y ataques de pánico”. Comentó los efectos del aborto que se hizo en la adolescencia porque “tenía proyectos, sueños y no esperaba al hijo”. “Todo salió bien, aparentemente, y pensaba que me esperaba un futuro mejor”. Estuvo cada vez peor hasta que alguien le tendió la mano y comenzó a restaurarse espiritualmente. Pidió que se promueva una ley que agilice la adopción.

Analía Aucía (Abogada, CLADEM): Repitió las recomendaciones -a favor del aborto- de los órganos de seguimiento de los tratados de derechos humanos. “Sólo falta que digan que Naciones Unidas es genocida y promueve el holocausto”. Atacó a la Iglesia y habló de la “irracionalidad e incompatibilidad” que ve en la valoración simultánea de la virginidad y de la maternidad.

Alejandro Geyer (Marcha por la Vida): “Argentina está en el momento más dramático de su historia. Los legisladores van a levantar o bajar el pulgar como en el Coliseo romano”. “Allí hay dos puertas: la de la vida y la de la muerte, por donde salían los gladiadores”. “En Argentina se abrió una nueva grieta entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte”.  “El que vence en este duelo decide el futuro del país y el de millones de niños por nacer”. “Hay argentinos que podrán ser descartados, los niños malformados y los que son producto de una violación”. “Todos estamos de acuerdo en que la vida es un bien”. Evocó la numerosa concurrencia que tuvieron las recientes Marchas por la Vida y remató: “ahora votan ustedes el año que viene vota la gente”.

José Miguel Vivanco (director para las Américas de Human Rights Watch):  Dijo que su organización es “independiente e imparcial” y tiene sede en Nueva York. “Hay desacuerdos éticos y biológicos sobre el comienzo de la vida, pero el aborto no es incompatible con el derecho a la vida”. “Los que se oponen al aborto invocan a la Convención sobre los Derechos del Niño” dijo, y añadió que no la interpretan del mismo modo que su Comité de seguimiento. Al referirse a la Ley 23.849, hizo distinciones entre reservas y declaraciones, quitándole todo peso a las últimas. “Los países que mantienen leyes restrictivas en materia de aborto son países en desarrollo”. “Los países que legalizaron el aborto redujeron la mortalidad materna y la cantidad de abortos”.

Giselle Carino (Directora Regional de la IPPF / Región del Hemisferio Occidental): “La IPPF es una organización sin fines de lucro que lucha por los derechos sexuales y reproductivos en el marco de los derechos humanos”. “En Latinoamérica tenemos 45 socios”. “Tenemos presencia en Latinoamérica y en el Caribe”. Mencionó que prestan varios servicios, entre ellos los abortos. “Los países con legislación más liberal sobre el aborto son los más desarrollados”.  “Estamos a favor de la vida y de la salud”. “Fuimos pioneros en impulsar la anticoncepción desde hace 60 años y promovimos la educación sexual”. “Nuestras intervenciones producen más y mejor vida”. “Donde el aborto es legal y seguro disminuye la mortalidad materna”. “Uruguay bajó la mortalidad materna y es el país que le sigue a Canadá”. “El mundo todo celebrará esta victoria”. “La opinión pública los respalda”.

Ana Belén Mármora (Frente Joven): “Con el debate conocimos más de cerca la tragedia del aborto” “Y lo que estuvimos debatiendo es la legalización completa del aborto, hasta el último momento del embarazo”. “Acá no estamos tratando los casos de violación, sino el aborto que permite que se termine con la vida de chicos hasta el noveno mes”. “El aborto es un flagelo para la mujer, ninguna de nosotras lo merece”. “No podemos caer en el absurdo de plantear a cuál de los dos salvamos”. El aborto es una solución falsa, que desvía los problemas que hoy tenemos las mujeres” “Necesitamos un sistema de salud digno para no morirnos al parir”. “Necesitamos que protejan a la maternidad vulnerable”. “El aborto es la victoria de una sociedad machista que nos da la espalda”. “El aborto es un fracaso social y una nueva forma de violencia”.  “Pedimos leyes que no excluyan a nadie”. “Hoy y siempre, salvemos a las dos vidas”

Jon O’Brian (Presidente de “Católicos por el derecho a decidir”, Irlanda): “Sabemos que los ricos le pueden dar la vuelta a cualquier legalización y que los pobres son los que sufren las consecuencias”. “En Irlanda la jerarquía católica era buscada por todo tipo de poderes. Los políticos abdicaron de su deber de hacer un país para todos y convirtieron a Irlanda en una teocracia”. Pero les cuento que los irlandeses “se divorcian, usan anticonceptivos y son homosexuales”. “En 1980, la gente que estaba en contra de la legalización del aborto vio este cambio venir. Entonces crearon un referéndum para que el Estado proteja a la vida desde la concepción. En ese momento, la gente no llegaba a comprender cómo esta enmienda iba a afectar la vida de las personas”. “El 25 de mayo pasado los irlandeses votaron y el 66% optó por eliminar la enmienda constitucional que no permite los abortos”. “Ahora Irlanda puede legislar sobre el tema”. Afirmó que los más importante para los católicos es la voz de su conciencia.  Dijo que Santo Tomás y San Agustín pensaban que el feto, al principio, no es una persona” y agregó que así lo creen en conciencia los “católicos irlandeses”. “No necesitamos que las leyes sigan lo que dice la jerarquía católica sino que respeten la conciencia de los individuos”.

Damasia Méndez Trongé (Abogada): Dijo que es madre adoptiva de sus tres hijos. “Ninguna mujer embarazada tiene la obligación de ejercer la maternidad ante un embarazo no deseado, lo puede dar en adopción”. Leyó la carta de una adolescente que dio a su hijo en adopción. Contó que, al comenzar este debate,  su hijo de 17 años escribió en la redes sociales: “Hace varios años, para una mujer yo fui un problema. Soy y vivo consciente de que fui un error o mi mamá no era consciente de mi llegada. Sé también que ella decidió darme en adopción y gracias a eso vivo y son feliz. “La adopción es legal, segura y gratuita”, remató.

Daniel Gollán (ex Ministro de Salud): “Lo que se procura con las leyes es modificar la realidad, para bien”. “Voten lo que voten los legisladores la mujeres que deciden abortar lo van seguir haciendo y las que quieren seguir adelante con su embarazo también”. “Hay que disminuir los embarazos no planificados y eso se hace con educación sexual”. “La otra cosa que se puede modificar es que las mujeres pobres se sigan muriendo por abortos inseguros”.

Ruth Penachini (Asociación Civil “Hay Vida en Jesús”): “Según el pensamiento del Dr. Gollán hay que derogar el Código Penal, porque sigue habiendo delitos de todos los colores”. “He escuchado muchas veces que hay que dejar las convicciones personales de lado, pero es imposible porque siempre que tomamos una decisión la tomamos desde una posición ética, si no es la nuestra, será la de otro que nos la impuso”. “Va en contra de nuestra propia naturaleza sostener que una decisión como ésta se tiene que tomar dejando de lado nuestros principios”. “¿De qué sirven los valores si no se los pone en práctica a la hora de tomar decisiones que afectan a muchos?”.

Liliana Hendel (Psicóloga y Periodista de la RedPar): “No encuentro puntos en común con los que se oponen al aborto legal”. “Nadie puede obligar a una mujer a ser madre si no lo desea”. “La paternidad obligatoria no existe como concepto”.  Denunció “aprietes de la Iglesia”. “Las fuerzas sobrevivientes de la Inquisición que se oponen al aborto, son las que quieren que en las escuelas se siga dando catequesis”. “Escuchamos la voz del patriarcado, pero ubiquémoslo en el ámbito correcto”. “¿Si tenían tan buenas ideas por qué no las propusieron antes?”.  “Ante el caso concreto, los defensores del feto desparecen”.

Adela Segarra (ex diputada nacional del Movimiento Evita): Dijo que hay que  articular lo público y lo privado. “Es una falsa dicotomía enfrentar el aborto a la vida”. “No hay contradicción”.  Reiteró que en los abortos clandestinos “mueren las mujeres pobres”. “Las mujeres cuidamos a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestras parejas, pero no nos cuidamos a nosotras mismas, necesitamos que el estado nos cuide”. Recordó que encabezó, durante un par de periodos parlamentarios, el proyecto de la “Campaña por el derecho al aborto”.

Benjamín Richards (Prof. de Filosofía):  “Pertenecemos a una generación que se caracteriza por la búsqueda de la inclusión”, pero, “algunos manifestaron que hay que separar a la política de la verdad, como si fueran dos realidades que se excluyen mutuamente”. Dijo que en este debate “se alude a muchas verdades”, concernientes a la madre y al niño. “Es verdad que hay mujeres que abortan, que mueren sin atención médica, todo esto es verdad, pero también es verdad la realidad del niño en el vientre de su madre, que desde el momento de su concepción posee una carga genética única y distinta a la de la madre”. “Son verdades que no se excluyen, la verdad no es parcial”. “El proyecto de ley de aborto contempla el drama de la mujer pero ignora al niño por nacer”.

Julieta Bosch (Más Vida-Tandil): Contó que en Tandil funciona un servicio de consejería y aborto (“ILE”). Aclaró que los médicos son todos objetores de conciencia. Denunció presiones a embarazadas en condición de vulnerabilidad. “Lo único que buscan es el trofeo sangriento del aborto y después abandonan a la mujer”. Propuso la creación de la Unidad de Atención a la Mujer Embarazada (UAME), que tendría como objetivo realizar los controles prenatales, ecografías y exámenes necesarios para establecer la existencia de un embarazo y cuidar la salud fetal.

Sonia Tessa (Periodista, Rosario12): Aseguró que en su ciudad “no mueren mujeres por aborto desde el 2012 por las políticas impulsadas por el movimiento de mujeres”. “Cada muerta por aborto clandestino es una vergüenza para la democracia”. “Aborté cuando tenía 16 años”, “fui una privilegiada”. Relató casos de mujeres que “no fueron privilegiadas” porque murieron a causa del aborto. Criticó a la Iglesia y a los grupos provida.

Marina Gil (Abogada): “Si una persona muere cuando cesa la actividad neurológica, también nace cuando comienza esta actividad”. “La existencia de la persona humana jurídicamente comienza en el momento de la concepción, pero se puede discutir si la concepción refiere a la fecundación o a la implantación”. “No se puede adoptar un criterio de permisión absoluta del aborto como se pretende”. Las muertes maternas son el resultante de una cadena de eventos, necesitamos políticas de causas y no de efectos.

Sofía Zibecchi (Estudiante): Dijo que no se cumple con la ley de educación sexual, “le piden a las pibas que no queden embarazadas cuando en la gran mayoría de los colegios jamás se habló de métodos anticonceptivos”. “Nosotras somos las que acompañamos a nuestras compañeras a abortar”. “Las pibas de 13, 14, 15 años, hoy abortan”. “Dejarlas afuera del marco legal además de absurdo, es peligroso”. “En los colegios el pañuelo verde es nuestra bandera”. “No pedimos permiso para tener sexo, ni siquiera para abortar, les pedimos que hacerlo no nos cueste la vida”.

Julia Richards: Se enteró de que tenía cáncer cuando abrió el sobre con el resultado de los estudios, en un semáforo. Estaba embarazada de poco tiempo y ya tenía dos hijos pequeños. “Estaba petrificada. Yo sólo podía pensar que por nada del mundo quería dejarlos sin madre. Nunca se me cruzó abortar”. Estando embarazada la operaron y recibió quimio, cuando “su hija estaba lista adelantaron el parto”. “Es mentira que haya que abortar para curarse” “¿No es más lógico sacar el bebé vivo en una cesárea que matarlo adentro y sacarlo a pedazos?” Resaltó distintos tipos de abortos y subrayó el dolor que sufre el bebé. “Toda vida vale”.

Cecilia “Checha” Merchán (ex diputada nacional Libres del Sur): “Soy una mujer que abortó y fue madre”. Se quejó de los calificativos que recibió la primera vez que contó que se había hecho un aborto. Ridiculizó antiguos debates parlamentarios. “No se puede juzgar a ninguna mujer por su decisiones” “El debate ya está ganado en la sociedad”. Pidió consejerías y fabricación estatal de misoprostol.

Soledad Saravia (Médica): Habló en nombre de su hija de 13 años que tiene síndrome de down y leyó la carta que escribieron juntas. “Cuando nacemos, los médicos, en lugar de felicitar a los padres, le dan el pésame”. “Voy desde chiquita a un colegio normal”. “Todo lo que sé lo comparto y lo que me explican a mí todos lo entienden”. “Ya estoy en el secundario”. “Mi abuela me dijo, mi chinita linda y yo le consteté, no nací en la China, tengo síndrome de down y me gusta tenerlo”. Saravia aseguró que esos niños aman la vida, disfrutan de lo cotidiano, tienen paciencia, son constantes, no compiten, colaboran, agradecen lo que tienen, sonríen. Enumeró enseñanzas que deja el contacto con los chicos con síndrome de down. Relató  -de modo enternecedor- la relación entre su hija con síndrome de down y sus hermanos”. “Las personas con Síndrome de Down constituyen un colectivo en vías de extinción, ya que en los países llamados desarrollados cada vez nacen en menor proporción en función del mal llamado aborto terapéutico”. “Déjenlos vivir, por favor”.

Elsa Schwartzman (Socióloga, “Campaña por el derecho al aborto”): Habló de los inicios de la “Campaña”. “Uno de los objetivos fue promover los derechos sexuales y reproductivos”. “Lo invisible se hizo visible·”. “Pasamos de definir al aborto como algo feo y malo, a admitir que la única preocupación era no morirse”. “Cuando comenzamos la adhesión no era masiva y cada firma podía implicar una larga explicación”. “El debate fue y es uno de nuestros objetivos. Lo hemos conseguido. Del aborto se habla se discute, está en la agenda política, social y ahora legislativa. Hemos logrado la despenalización social del aborto”.

Melina Troilo (Médica, Asociación Esperanza): “Quienes impulsan la legalización del aborto y los que repudiamos la medida, hablamos dos lenguajes distintos”. “¿Desde cuándo al aborto se lo considera un derecho? ¿Desde cuándo hay un feto en lugar de un niño por nacer? ¿Desde cuándo la medicina se basa en sentimentalismos y no en buscar el bien común? ¿Desde cuándo la medicina capacita para abortar y no para adoptar? ¿Desde cuándo hay equipos para acompañar a las mujeres que abortan y no los hay para las que quieren continuar?”. “¿Quién es el responsable de esta manipulación del lenguaje?” Denunció la presión y el financiamiento de organismos internacionales. “No permitamos que al embarazo inesperado se le ponga un parche”. “Ocupémonos de la falta de hogares de calidad para la atención de niños y embarazadas que lo requieran, facilitemos la  adopción pre y post natal”.

Mariana Steckler (Periodista feminista, NiUnaMenos-Sta.Fe): “Esta militancia es  alegre y contrasta con los otros discursos que hablan de muerte y de trauma”. “Se intenta dilucidar el momento del inicio de la vida, pero se desplaza el eje de los derechos de la mujer”. “La mujer puede desear o no ser madre, puede querer serlo un año, pero no el anterior o el siguiente”. “Estamos en condiciones de asegurar que ya tenemos una batalla ganada, que se haya hablado masivamente de esto. La segunda será, sin dudas, la aprobación de esta ley”.

Andrés Vaira Navarro (Secretario general de Asociación Síndrome de Down de la República Argentina-ASDRA):  “El debate está otra vez en la agenda y tomó temperatura en los medios”. “Venimos a reclamar que este debate se dé en el Congreso con la altura y la serenidad que los derechos involucrados imponen”. “Está en juego la vida del inocente que es mucho más valiosa que posturas ideológicas”. ”Habló de la Convención de Personas con Discapacidad y de los diagnósticos prenatales, que se usan como método eugenésico. “En el llamado  primero mundo las personas con síndrome de down ya son una rareza y están en vías de extinción”. “Las personas don discapacidad y sus familias nos tenemos que preguntar si no es un contrasentido acompañar a esas personas toda la vida para después ignorar su derecho fundamental, el derecho a la vida”.  Pidió protocolos de actuación para los profesionales que le tienen que comunicar a los padres, que el hijo en gestación tiene síndrome de down.

_________________________________________

Fuente: NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1110, 31 de mayo de 2018

Editor: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *